Eres herida y serás cicatriz.

Suplico silencio pero no dejo de gritar.

Yo estoy quieta: reflexionando,

pienso en lo mucho que te quise y en lo poco que lo dije.

 

Suplico silencio pero no dejo de gritar.

Tu nombre es la melodía

que siguen mis pensamientos.

 

 

No quiero querer más.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s